Neiva se quedó sin estadio

Se reconfirman improvisación y corrupción

Aunque suene dramático, la capital huilense se quedó sin estadio. Las escandalosas obras de remodelación que le han costado al tesoro público 23.527 millones de pesos, no podrán usarse y el resto del escenario deportivo, permanece en un mayor grado de vulnerabilidad que lo torna peligroso, concluye el periodista Ricardo Areiza, tras una investigación al respecto.

Cárcel para los corruptos del estadio Plazas Alcid

Tiemblan alcaldes y funcionarios responsables de la ruina

Todos miran a Neiva, desde la caída en desgracia de la dupla de alcaldes de Montería (Marcos Daniel Palacios y su antecesor, Carlos Eduardo Correa) por sobrecostos en el Coliseo Happy Lora. Y la posibilidad de que algunos opitas vayan a parar a la cárcel por cuenta de las irregularidades cometidas en la remodelación y desgracia del estadio Plazas Alcid.

El gusto de ser opita

Las historias de mi tierra y sus fiestas

Llamé a mi amigo Victor Manuel, compañero de pupitre en la Normal de Pitalito, y me contestó montado en un caballo, porque celebran las fiestas de San Juan desde las cuatro de la mañana.

En el Huila, pobres pero de fiesta

De cada dos huilenses, uno está en situación de pobreza

Por estos días, “en mi tierra todo es gloria” y “felices vienen y van sin pensar en el dinero, llevando tiple y guitarra pa cantar el sanjuanero”. A riesgo de ser aguafiestas, les hago unas cuentas para demostrar lo pobres que somos y lo muy mal gobernados que estamos (desde hace rato y peor ahora).

Viendo las cifras, me imagino al gobernador Carlos Julio González en una hamaca –instalada en su despacho- haciendo pereza, o la coreografía de sus siguientes bailes y tretas políticas (Ruego no cambiar la palabra). El Huila tiene con su mandatario (sin saberse si él en su casa) “una vida matrimonial moderadamente infeliz”