¡Nostalgia por la copera!

La copera, era una mujer que distribuía copas de licor y, a lo mejor, en el extra tiempo, dejaba que la copa de sus sostenes se desprendiera para que algún cliente furtivo tuviera las manos doblemente ocupadas. O que con sus sostenes caídos adrede, sostenía una prole descuidada por un varón. Como el lenguaje comenzó a ruborizarse, a muchas coperas que sucumbieron a la mentira de sus clientes las llamaron, cabeza de familia, eufemismo con el que se oculta la sinvergüencería masculina.

Hoy en día y ante el color rojo de las antiguas palabras, tomaron el nombre de meseras, se mudaron y casi todas están a punto de graduarse. El oficio que vi en mis años mozos, me trae recuerdos que me atraviesan la mente cada vez que me siento a tomar tinto en los bares de hoy, desprovistos de coperas, un oficio que sucumbió al morbo pueblerino y al desespero o a la avaricia de la plusvalía. Hoy, la copera es uno. Los nuevos establecimientos dedicados al tinto no “manejan” en sus nóminas esa figura a veces triste que producía alegría antes de la embriaguez, cuando de la copa salía algo más que café.

Hablo de buenos recuerdos generados por las buenas hembras que con un delantal blanco o gris recibían las miradas de los comensales que repasaban la vanguardia y la retaguardia. Uno quería estar ahí, tomando tinto. Los precavidos legisladores haciendo uso de la prevención de padres, habían puesto en los códigos, la prohibición de tomar tinto en lugares en donde también se tomaban copas, a niños como yo. Ingeniárselas para pasar varias veces por los umbrales de los cafés Alférez o Buenos Aires, era parte de las tácticas iniciáticas del arte de conseguir amor. Las coperas, muchas de ellas aceptadas en la sociedad civil cuando formaron familia con antiguos coperos, llegaron a mi estancia nocturnal en donde paseo la memoria con su figura sensual, unas veces, o con su estampa retocada por la naturaleza, otras.

Esas mujeres inspiraron muchos pasajes de la historia política, administrativa y social de los pequeños infiernos grandes en donde nos criamos. Siempre sentí cariño por ellas y casi siempre después de la decepción de no poder tomarme un tinto en sus trabajos. Con el tiempo crecí y pude sentarme en una mesa de terraza bonaerense para saborear un café pequeño, pero ya no había copera. Se habían ido, tal vez, a servirles a sus propios hijos.

Ecopetrol reportó utilidades por 2.7 billones de enero a marzo de 2019

La compañía informó que dichos resultados se alcanzaron incluso con un menor precio del Brent, el cual pasó de 67.2 dólares por barril en el primer trimestre de 2018 a 63.8 dólares por barril al cierre del primer trimestre de 2019.

“La producción del Grupo Ecopetrol para el primer trimestre alcanzó 728 mil barriles de petróleo equivalente por día, ubicándose cerca del rango alto de la meta establecida para 2019. Este resultado refleja la respuesta positiva de los yacimientos con recobro primario y secundario, el desarrollo de mercados de gas, y la eficaz ejecución del plan de inversiones” señaló el presidente Felipe Bayona.

El presidente del Grupo Petrolero destacó que en este periodo se dieron dos eventos importantes para el mercado, la actualización del plan de negocio 2019-2021, que busca maximizar la creación de valor a través del aprovechamiento del liderazgo de la compañía en materia de sostenibilidad, competitividad y rentabilidad y la aprobación de un dividendo de 225 pesos por acción en la Asamblea Ordinaria del pasado 29 de marzo, respaldado por el sólido desempeño que han tenido.

Las utilidades de Ecopetrol estuvieron por encima de lo estimado por los analistas, que proyectaban ganancias por 2,5 billones de pesos.

Gabriel de las Casas: quiero que regrese el repentismo

A partir del 14 de junio, el periodista Gabriel de las Casas será el director de La Luciérnaga de Caracol Radio donde ya había estado por 17 años, luego pasó a Blu Radio y en los últimos cinco años se ha desempeñado como director de estrategias comunicativas de Claro. De las Casas ha estado inmerso en la radio desde 1989.

Capturados por hurto de farmacéuticos en cinco departamentos

Al grupo delictivo denominado ‘Los Vampiros’, las autoridades le incautaron $7.500.000 en efectivo, producto de la actividad delictiva y $70.000.000 en mercancía.

Cinco presuntos integrantes de la organización delincuencial dedicada al parecer al hurto de productos farmacéuticos y suplementos vitamínicos en grandes cantidades, fueron capturados mediante 3 diligencias de allanamiento y registro en Ibagué.

La investigación reveló que el grupo delictivo usaba la modalidad de suplantación a través de empresas de papel, falsificando toda clase de documentación para hacerse pasar por miembros de instituciones como las Fuerzas Armadas, ICBF, Policía Nacional y otras, con el fin de solicitar los medicamentos a crédito, para luego huir y comercializar la mercancía hurtada de manera irregular en los departamentos de Huila, Tolima, Cundinamarca, Valle del Cauca y Antioquia.

Entre los detenidos se encuentran un uniformado activo de la Policía Nacional y una funcionaria de la Secretaría de Gobierno de la capital tolimense, quienes habrían participado en el desfalco a una empresa farmacéutica de Bucaramanga (Santander) con un cargamento avaluado en más de $240.000.000, haciéndose pasar como operadores del ICBF.

Dentro de la estructura criminal se encuentra además alias Samy, quien era el presunto cabecilla de la banda Los Logísticos, que delinquía bajo la misma modalidad, y fue desarticulada en el año 2013 por el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía.