37 investigados por parapolítica piden cupo en la JEP

El exsenador del Atlántico, David Char, se convirtió en el primer agente de Estado, distinto a la fuerza pública, que es aceptado en la justicia transicional. La JEP también estudia el caso del exministro Sabas Pretel de la Vega.

Las solicitudes de 37 políticos se encuentran bajo estudio en la Sala de Definición, para determinar si se acepta su sometimiento ante la JEP, como el primer beneficio del Sistema Integral de Verdad, Justicia Reparación y No Repetición.

Esta es la lista de investigados por parapolítica cuyo sometimiento estudia la JEP:

Exministro: Sabas Pretel de la Vega

Excongresistas: Musa Abraham Besaile Fayad, Salvador Arana Sus, Álvaro Ashton Giraldo, Efrén Antonio Hernández Díaz, Zulema Del Carmen Jattin Corrales, Pedro Mary Muvdi Aranguena, Habib Merheg Marun, Álvaro Romero García, Jesús León Puello Chamie, Héctor Julio Alfonso López.

Exgobernadores: Edilberto Castro Rincón, William Hernán Pérez Espinel, Juan José Chaux Mosquera, Julio Enrique Acosta Bernal, Juan Francisco Gómez Cerchar.

Exconcejales: Eladio Antonio Muentes Ávila, Carlos Alberto Olivera García, Abel Antonio Toscano Benítez, Etemilson Vásquez Camargo, Claudia Cecilia Buitrago Ortiz, Ovelio Andrés Cárdenas Álvarez, Javier Zárate Ariza.

Exalcaldes: Franklin Germán Chaparro Carrillo, Wilson Antonio Chaverra González, Luis Rafael Páez Zambrano, Julio Alberto Manzur Abdala, Jorge Luis Alfonso López, José Mauricio Jiménez Pérez, Ramiro Suárez Corzo, Manuel Francisco Ríos Revuelta, César Augusto Mayo García, Julio César Ardila Torres, Benjamín Bulla Dueñas.

Expersoneros: Jaime Alberto Mora Pérez, Rubén Darío Ruiz Berrío y Ervin Hernán Ortega Herrera.

Juan Valderrama deberá responder por feminicidio agravado

El Instituto de Medicina Legal confirmó que los restos encontrados el pasado fin de semana en Rionegro-Santander corresponden a la ciudadana chilena Ilse Ojeda.

La mujer que llegó hasta la ciudad de Bucaramanga para convivir con su novio, fue reportada como desaparecida hace un mes. Su pareja se convirtió en el primer sospechoso luego de que las autoridades encontraran inconsistencias en su testimonio.

El cuerpo de Ilse Ojeda fue encontrado el 26 de abril en zona rural de Rionegro incinerado en un 86% lo que complicó su identificación, sin embargo en las últimas horas Medicina Legal informó que las muestras de ADN cotejadas con las del hijo de la sargento confirman su identidad.

Juan Valderrrama fue detenido en Bucaramanga e imputado por el delito de desaparición forzada, pero la Fiscalía General de la Nación comunicó que además deberá responder por feminicidio agravado y ocultamiento de pruebas. El joven de 24 años continúa declarándose inocente.

Entre los detalles que ha revelado el ente acusador se encuentra un video en el que la mujer le expresaba a su familia sus deseos de regresar a Chile porque era víctima de maltrato. También se conoció que Ilse Ojeda habría adquirido un seguro de vida por el valor de $100 millones de pesos cuyo beneficiario era su pareja, lo que habría motivado el crimen.

Tarjetas sin cuota de manejo, proyecto de Prada

Con 107 votos a favor y 12 votos en contra, la plenaria de la Cámara de Representante aprobó el proyecto de ley que busca eliminar el cobro de la cuota de manejo en las cuentas de ahorro, tarjetas débito y crédito y otros procesos bancarios. La iniciativa presentada por el huilense Álvaro Hernán Prada y a la que le faltan dos debates, plantea que las entidades tampoco puedan hacer cobros por retiros, consultas de saldos, pagos o transferencias por internet.

Habla el presidente de la Cámara Colombiana del Libro

Enrique González habló en Huila Stereo sobre la edición número 32 de la Feria Internacional del Libro de Bogotá que este año rinde homenaje al bicentenario de Colombia y que tiene más de 170 invitados internacionales y 250 invitados nacionales.

Salud Hernández: “carta a un matón” (el paisa)

La JEP debería expulsarlo ya. Por mucho que insistan su abogado y sus áulicos en que sigue vinculado al proceso, usted, ‘Paisa’, sabe que nunca se reinsertará, tiene alma de matón y lo desbordan el odio y las ansias de venganza. Siempre será una amenaza. Admita que no pertenece a la legión de miles de guerrilleros que dejaron atrás las armas. No puede vivir sin ellas. Las necesita. Usted mejor que nadie conoce que su voluntad de paz y compromiso con la verdad son tan falsos como la biografía de sensible y sufrido revolucionario que le inventaron en su día las Farc.

Entre sus incontables delitos de lesa humanidad, no creo que ni siquiera confiese todo lo relativo al atentado de El Nogal. Empezando por cómo engañó al ingenuo profesor de squash y lo mandó al matadero. Aunque no sé quién fue peor ahí, si usted o el tío del muchacho, ese Arellán al que la JEP permitió viajar a isla Margarita de paseo.

Utilizó al sobrino para meter la bomba en un recinto lleno de civiles, consciente de que no escaparía vivo. Y apuesto a que si declarara, avalaría la tesis falaz, que la JEP puede comprar, de que el pacífico recinto bogotano era un nido de ‘paracos’, es decir, legítimo objetivo militar. Porque en eso está en lo cierto el senador Iván Cepeda. A su esposa nunca la podrán sobornar para ayudar a Santrich ni a otros de las Farc. No es necesario. Lo hacen gratis en ese tribunal.

Pese a todo, creo que la JEP, tan predispuesta a mantener los beneficios a los reincidentes, medita hacer una excepción con usted. No solo por su reiterado y público desprecio a magistrados y al país, sino por el peligro que representa para testigos y víctimas de crímenes que nunca confesará, incluida su gente.

¿A cuántos guerrilleros asesinó en los años en que se volvió más paranoico que de costumbre? Veía delatores por todas partes, y no le faltaba razón. Lo detestaban y lo hubieran entregado, pero le temían demasiado como para atreverse a actuar.

Y tras la muerte de su novia, alias la Pilosa, en un bombardeo militar, su psicopatía se agudizó. Perdió lo poco que le restaba de humano y regresó la bestia desalmada que anidaba en su interior.

Se dedicó a perseguir con saña a cualquiera del que sospechara. No atendía a explicaciones, su hambre de retaliación desbordaba cualquier razón. Ahí cayeron guerrilleros y civiles, unos con la complicidad de esos esbirros suyos que fungen de inocentes ciudadanos y no son sino vulgares asesinos. Lástima que no se atrevan a denunciarlos, dado que en varios pueblos que usted dominó y aún controla a distancia, la sola mención del ‘Paisa’ todavía infunde terror.

Precisamente para rebatir esa imagen de matón, algunos de sus colegas, cuando estaban en Cuba, pintaron un idílico retrato sobre sus andanzas con una paleta cargada de mentiras para ocultar su auténtico semblante criminal. Creí adivinar la mano de su mentor, encubridor y gran amigo ‘Iván Márquez’.

“Si algo conmueve a Óscar (su nombre) en lo más profundo, es el llanto humano adolorido”, esbozaron con cinismo. Y en lugar de sus inicios de sicario relataron que fue jornalero errante y decidió unirse a las Farc con el anhelo de cumplir el sueño de su papá: “Poner en el paredón a dos miembros de la oligarquía colombiana para fusilarlos con el mayor gusto”. Y lo logró. Pero a falta de oligarcas ejecutó a empleados, empresarios, pobres, comerciantes, transportistas, campesinos, soldados, guerrilleros, amas de casa... No contento con matar, se dedicó a violar.

“Me violó a los 11 años, hizo lo que quiso conmigo, y entonces yo lloré tanto ese día que me dijo: ‘Nada de llorar. Haga como si nunca hubiera pasado nada’ ”, me relató Vanessa, a la que reclutaron a los 9 años y ahora quieren silenciar. No me diga por qué, pero no descarto que la JEP dé la razón al congresista Jaime Felipe Lozada y a usted lo echen del paraíso.