EL QUIMBO UNA DESGRACIA PARA EL HUILA

Escrito por Jose Eustacio Rivera Montes.

La construcción de este desafortunado proyecto hidroeléctrico inicio en el 2010 y su operación empezó en el año 2015, desde entonces, hemos tenido toda una novela cargada de constantes desenlaces infelices y traumáticos para la región. EMGESA su empresa operadora ha cumplido con el 37% de las obligaciones, tiene en trámite el 39% y no ha cumplido con el 24%.

Los incumplimientos de mayor impacto se encuentran en los programas de resarcimiento para los que hace falta infraestructura colectiva y solucionar problemas de titulación, además de construir el distrito de riego de Llanos de la Virgen, adquisición de 49 predios para adecuar la franja de vegetación protectora del embalse, entregar 2.100 hectáreas de compensación, construir el puerto piscícola en Garzón, soportes de la constitución fiduciaria de 600 millones para la construcción de 200 viviendas, un ferry para que transporte de campesinos y sus productos, la esperada vía perimetral que sigue sin contratarse y que afectara una gran zona de restauración ecológica en el Agrado y definir proyectos de inversión para conservación cultural.

Desde 1959 se delimito gran parte de esta zona reserva forestal de la amazonia, la cual incluía el área de la represa El Quimbo, el llenado de este se hizo sin haber hecho tal sustracción del área de reserva. Además, que en 1997 en el auto 517 del ministerio de Medio ambiente declaro no viable el proyecto pues afectaba las tierras más productivas de la región centro del departamento y contaba con grandes problemas para restituir a los campesinos.

El impacto ambiental y social ha sido enorme, en una auditoria de la contraloría en el 2016, este recopilo 30 hallazgos entre los que están la no siembra de 14.039 plantas, sin que el ANLA se hay pronunciado, el monitoreo del aire no cumple con las especificaciones y se han venido destruyendo vías secundarias importantes para los municipios durante la construcción de la obra, vías que hoy no han sido reparadas.

Se deben adecuar tierras de riego para la compensación productiva, además de realizar un ordenamiento del embalse desde lo turístico y en producción piscícola, la infraestructura, la calidad del agua que son más de 1000 litros por segundo de agua contaminada que caen al rio Magdalena y finalmente los reasentamientos.

El gobernador y alcaldes de zona de influencias deben pedir la suspensión del funcionamiento de la hidroeléctrica hasta que no se cumplan las compensaciones ambientales y sociales, así como la reforestación de más de 20 mil hectáreas de bosque seco tropical de las cuales solo se ha reforestado 140 (0,63%), y compensar a los municipios que dejaron de recolectar impuestos en más del 40% de sus territorios.

Llevamos un poco más de 6 meses de haberse presentado la emergencia a la altura del kilómetro 21, sobre la ruta nacional 45 sector de Bengala, EMGESA seguía sin permisos hasta hace unos días para iniciar las obras sobre de la arteria vial más importante del sur del país. Cumplieron con su fase inicial, y en veremos su culminación.

Llevamos años de numerosos problemas sociales, productivos y de infraestructura, que son historias de nunca acabar. Con gran frustración y llenos de preocupaciones, decimos en todos los rincones de nuestro departamento, que el Quimbo ha sido una desgracia para el Huila.

Pin It