-AL AIRE-

Betania y El Quimbo le sirven al Huila para muy poco: gerente de ElectroHuila

Betania y El Quimbo le sirven al Huila para muy poco: gerente de ElectroHuila
Betania y El Quimbo le sirven al Huila para muy poco: gerente de ElectroHuila

“Se imponen las políticas nacionales y la mansedumbre de nuestra dirigencia…”

Hernando Ruíz López, el gerente de la Electrificadora del Huila es buen jugador de billar, capaz de hacer 25 carambolas en serie (a esta edad y con estos ojos). Fue Superintendente de Sociedades, cuatro años en el gobierno de Uribe, y de carambola debió enfrentar y atacar las llamadas pirámides (A David Murcia, entre otros).

Aspiró alguna vez a la alcaldía de Neiva y, al parecer, no le quedaron ganas del ejercicio. Lo suyo ha sido gerenciar. Y como buen economista se ha lucido en diferentes cargos. Tiró piedra en la Universidad Nacional pero terminó militanto en el conservatismo.

Empecemos por las quejas, le planteo. La luz es ligeramente más cara este semestre. ¿Por qué?

Betania y El Quimbo le sirven al Huila para muy poco: gerente de ElectroHuila

-Sí, en todo el país es más cara, producto del efecto del crecimiento de los precios en bolsa. Aquí es menos fuerte, pero hay regiones del país con poca cobertura, muy expuestos al impacto que será duro.

¿Para qué nos sirve Betania?

Los huilenses somos dados a decir que tenemos unas represas y el Huila no tiene nada. Cada kilovatio que se produce en Betania y el Quimbo es propiedad de una trasnacional. Electrohuila poco le compra a Emgesa que es la dueña de las dos porque nos vende caro, nosotros hacemos convocatoria y terminamos comprándole a Chivor o a Termotasajero. Ultimamente EPM nos ha ofrecido energía. A Emgesa la última vez que se le compró fue en el año 2015 a unos precios que nos trajeron problemas con clientes del mercado no regulado, es decir industriales y residenciales de consumos altos porque nos vendió energía costosa seguramente por efecto del fenómeno del niño.

¿Para qué nos sirvieron las represas?

Betania y El Quimbo le sirven al Huila para muy poco: gerente de ElectroHuila

Para muy poco. Desde el punto de vista del interés nacional comparto que las hayan construido, pero del regional no. Electrohuila era socia y operadora de Betania al principio y eso le generaba ingresos y con esos recursos hizo mucho mejoramiento de la red, pero de un momento a otro el gobierno decidió que esas acciones valían 0,0001 centavos y la participación pasó a ser insignificante y eso fue previo a una transacción en donde finalmente la totalidad de la propiedad terminó en manos de una transnacional española.

Si el gobierno nacional y los regionales hubieran tenido la precaución de dejarle al departamento parte de ese negocio podriamos decir que estamos en el negocio. La vrdad es que ni un sólo kilovatio de lo que producen Betania y el Quimbo nos pertenece.

¿En qué momento no actuamos como debíamos?

Se imponen aquí las políticas nacionales pero también cierta mansedumbre de nuestra clase política. Nos vendieron la idea de que Betania iba a ser un emporio turístico impresionante y uno se imaginaba los hoteles cinco estrellas alrededor del embalse y que Yaguará iba a ser una ciudad turística y han pasado casi cuarenta años y nada de eso se ve.

Algunos huilenses han logrado tener una casa a la orilla e invitan a la familia pero no más.

Los problemas colaterales de El Quimbo

¿Es El Quimbo un fiasco para el Huila?

Betania y El Quimbo le sirven al Huila para muy poco: gerente de ElectroHuila

El problema del Quimbo es que no solamente fue un fiasco en la ambiental y lo social sino que nos ha llevado a un problema colateral peor y es que el huilense ahora reacciona a cualquier proyecto donde se toque el agua de un río, desconociendo que una cosa es construir un embalse y otra aprovechar la caída del agua para producir energía. Proyectos donde se entuba el agua un trayecto para meterle presión, se ponen unas turbinas y vuelve a salir el agua al río inclusive oxigenada.

Electrohuila ha intentado desarrollar dos proyectos de estos sobre el Baché en Santa María y no ha podido porque la comunidad no quiere que se toque el río y estamos desaprovechándolo. Hay once cuencas así que podrían generar energía que sería superior a la que genera el Quimbo, serían más de 500 megavatios y esa sí sería nuestra porque es algo que se puede hacer con recursos de la región, pero la gente no lo permite por la reacción social que desencadenó la construcción del Quimbo. En Antioquia en este momento hay 18 PCH funcionando y esa energía es la que le compramos precisamente a EPM.

Betania y El Quimbo le sirven al Huila para muy poco: gerente de ElectroHuila

Cuando uno recuerda esos valles sembrados de arroz en Yaguará y ahora ve apenas un espejo de agua, donde todavía hay porque hay partes donde la sedimentación ya volvió la zona un playón horrible… nos damos cuenta que cambiamos unas tierras ricas para la agricultura por un embalse que no nos pertenece.

Hay municipios que reciben las regalías que les da la generación de energía pero uno los sigue viendo en las mismas circunstancias que hace cuarenta años, no se ve que con Betania se hayan desarrollado.

El alumbrado público en Neiva

¿Le quedó un sinsabor que no hayan vinculado a la electrificadora del Huila al alumbrado público en Neiva?

Sí, fue en cierta forma una frustración porque eso lo planteamos en la óptica de la responsabilidad social. Armamos una propuesta pensando en ofrecerle un servicio a Neiva en primer lugar porque a Electrohuila le afecta que el servicio de alumbrado público se preste mal porque la gente le echa la culpa a la electrificadora que no le prenda el bombillo que hay en frente de la casa, desconociendo que eso es responsabilidad del municipio.

Betania y El Quimbo le sirven al Huila para muy poco: gerente de ElectroHuila

Pensábamos que sería bueno tomar nosotros ese tema para mejorarlo a fondo y que la gente vea un beneficio y la propuesta era de modernizar todo el alumbrado público, cambiar por lámparas led cerca de 32.000 luminarias que tiene Neiva y el esfuerzo financiero lo hacía Electrohuila y Neiva pagaba con el producto del recaudo del impuesto, pero finalmente se presentaron circunstancias que hicieron dudar al alcalde Lara. Yo respeto mucho su forma de actuar pero ha transcurrido un año desde entonces y no ha pasado nada, Neiva es una ciudad a oscuras.

Para Electrohuila no hubiese sido el negocio de la vida porque nosotros nos dedicamos a la compra y venta de energía eléctrica, esto lo asumíamos con el propósito de mejorar un servicio que claramente en manos de privados no funciona porque ellos llegan fundamentalmente por las ganancias.

El caso de Hidrituango

-El problema de Ituango tiene varias aristas, el golpe que recibe el coloso de la energía en el país que es EPM, que tenía previsto hacer generación de caja en los próximos cuatro años de 12 billones de pesos y seguramente sobre eso estaban sustentados una cantidad de proyectos de la empresa y de Medellín, que es el principal beneficiario

En los últimos años EPM ha generado 1 billón de pesos de utilidades en promedio y le transfiere a Medellín por lo menos $800.000 millones que le ayudan en algo a la ciudad, eso en los próximos cuatro años va a ser imposible.

Ituango está vendiendo activos que no son estratégicos, sino inversiones en otros sectores, pero el golpe más grande va a ser justamente para el país porque iba a generar este año entre 800 y 900 megas y para el año 2022 tenía que estar generando 2.400 megas.

Betania y El Quimbo le sirven al Huila para muy poco: gerente de ElectroHuila

Para que tengamos una idea de la proporción de eso, es que Betania y Quimbo generan entre las dos 800 megas. La catástrofre sufrida le va a traer problemas a la oferta eléctrica en el país para los próximos años y a corto plazo la expectativa de la falla de Ituango sumado a un nuevo fenómeno del niño en el primer trimestre de 2019 tiene bastante alborotado el mercado eléctrico del país.

¿A qué niveles nos puede afectar?

A nivel de precios que como suele pasar en el mercado cuando hay situaciones de una caída de oferta o una subida de la demanda los precios empiezan a moverse.

Tuvimos la fortuna de haber entrado al año 2018 descubiertos, no quisimos el año pasado llenarnos de contratos comprando energía anticipada sino someternos a la situación de la bolsa y más o menos en noviembre aprovechando que yo estaba haciendo una especialización en Regulación en Electricidad en el Externado consulté algunos maestros y les pregunté si era conveniente o no comprar energía y ellos me indicaron que comprara un poco y así lo hicimos.

El segundo semestre está siendo bastante complicado en materia de tarifas. En el caso del Huila pensamos que van a subir entre un 7 y 8 % pero hay regiones donde puede subir un 15%.

¿Quién es Hernando Ruiz? ¿De dónde viene?

-Mis padres eran tolimenses, mi mamá de un pueblo que se llama Fálan, ubicado al lado del Líbano. Mi papá de la región de Natagaima y Purificación, él era profesor y en esa época no había secretarías de educación departamentales y los movían para muchos lados pero siempre teniendo como eje el sur del Tolima y el norte del Huila.

Finalmente nos radicamos en Neiva en el año 1962 en una casa que consiguió mi viejo por el ICT que se creó en el gobierno de Rojas Pinilla, entregaban unos lotes con servicios en lo que hoy es el barrio Las Granjas y fuimos de las primeras familias que llegaron a ese lugar y todavía conservamos la casa paterna en la calle 36 con carrera 6 a una cuadra del campo de fútbol.

¿Viven sus padres?

No, mi papá murió primero en 1994 y seis meses después murió mi mamá. Ambos sobre los 70 años a una edad que uno diría me faltó tenerlos un poco más.

¿Cuántos hermanos son?

Somos nueve hermanos, seis hombres y tres mujeres. Ya fallecieron Alfonso que fue Ingeniero Químico de la Universidad Nacional por un cáncer prematuro y Gerardo que era médico por un problema cardíaco. Los siete que quedamos estamos radicados en Neiva.

Hábleme de su esposa y sus hijos

A Marta la conocí después de la primera campaña a la alcaldía, tuvimos un noviazgo relativamente corto y encargamos antes de casarnos al hijo mayor que se llama Sergio, después vinieron los mellizos Felipe y Camila y como premio de consolación de la campaña de gobernación encargamos a Tabata.

Ya todos son mayores, la más pequeña tiene 19 años, pero todos están amañados en la casa, Felipe se gradúa de médico el 11 de diciembre en el Rosario, Camilo hizo unos estudios en diseño de joyas y tiene su propia empresa que vende mucho por redes sociales vestidos de baño y joyas. Ya están saliendo adelante todos.

Yo terminé en el Santa Librada y como bachiller sólo podía ser cobrador o mensajero. Tenía otra alternativa, irme a Bogotá a sufrir y así lo hice. Nos fuimos 25 huilenses que pasamos en la Nacional de una promoción de 92 que tuvo el Santa Librada en el año 1972.

Uno se iba a la buena de Dios porque no había celular, los padres sabían que uno se iba en un bus de Coomotor y a los dos meses volvían a saber cuando uno llamaba al teléfono fijo de la casa o con un telegrama para ahorrar plata. Pero a los 18 años nos defendíamos, se buscaba trabajo y se respondía por las cosas. Hoy en día un muchacho de esa edad está todavía en la casa esperando el beneficio de los padres y es como una tendencia general, no son solamente los míos, están en una era de disfrutar al máximo la vida sin mayores responsabilidades.

Sobre la vida, el amor, el poder y la muerte.

¿Qué piensa de la vida?

Betania y El Quimbo le sirven al Huila para muy poco: gerente de ElectroHuila

Que es una bendición. Yo no he sido muy religioso, pero me llama la atención lo espiritual y uno va reflexionando sobre el propósito de la vida. Estamos aquí por alguna bendición porque la vida es lo suficientemente buena, sabrosa, interesante como para no pensar que estamos recibiendo un beneficio y creo que hay que tomarlo así para actuar de la misma forma.

¿Tiene una filosofía de vida que pueda resumir en una frase?

Tesón. La palabra me gusta por lo fuerte, otros le dirán voluntad, perseverancia, pero en la vida hay que tener aguante. Tengo una frase y es que hay que ganarse todas las batallas todos los días, todos los días hay que enfrentar lo que se venga y procurar ganar. El día que se sienta derrotado es una perdida.

¿Qué piensa del amor?

Que es el dulce de la vida, donde está la cereza de esa bondad y esa bendición que es la vida.

¿El poder?

Es una fantasía, un embeleco. El poder está al interior. Yo creo que el poder está en la persona en la medida en que sea capaz de gobernarse a sí mismo.

¿La muerte?

Es lo único seguro que tenemos, es ineludible, pero extrañamente en esta sociedad de consumo nos acostumbran a pensar que la muerte es lo más terrible que nos puede pasar y en realidad es lo más seguro. No le tengo miedo, pero sí pereza a tener una vejez con problemas físicos y sentirme limitado.

Pin It