-AL AIRE-

La movida política en Pitalito

La movida política en Pitalito

Mientras varios dirigentes le están sacando ganas a Consuelo González de Perdomo (se entiende que para la alcaldía) y ella sigue deshojando margaritas, avanzan –a paso firme- otras candidaturas.

Edgar Muñoz está en la punta de la competencia, tras perder –con una buena votación- frente al actual alcalde, Miguel Antonio Rico, quien no ha tenido un día tranquilo en el cargo. Desde su posesión, hacen apuestas por su caída. Rico ha sido una especie de malabarista de circo pobre, tambaleando en la cuerda floja.

La muy larga campaña de Muñoz le favorece y lo perjudica. Pesan las decisiones políticas y algunos aliados cambian de bando o toman otros rumbos. Si le llega de navidad, el apoyo del Centro Democrático –se está cocinando- su candidatura se presenta casi imbatible.

Hace algunos meses parecía desbordarlo la diputada Sandra Hernández pero hoy han disminuido sus bríos. La enfermedad grave de una de sus hermanas (que lamentamos todos) y ciertas “insolidaridades” internas en su partido conservador la tienen visiblemente mermada.

Germán Calderón, que hubiera podido ser el candidato del alcalde Rico, ya no lo es. Al parecer hubo actitudes desobligantes que enfriaron la relación personal. Calderón, que militaba en el partido liberal, ayudó a Géchem en la última campaña.

Rueda el nombre de Dilly Vanessa, , sin que cuaje fuerte todavía. Fue reina de Pitalito, hija del querido “loco” Figueroa. La están postulando algunos sectores uribistas. Debe disputarse el apoyo del Centro Democrático con Henry Cuéllar y Mauricio Sierra.

Se ha venido creciendo el nombre de José Ader Castro, antiguo contradictor de Rico pero amable en el trato y buen componedor. En medio de la refriega interna del conservatismo (Muñoz y Hernández), Castro camina cómodo en el partido verde, convocando a los sectores menos sectarios del amplio espectro político.

Hay otros nombres “emergentes”: Cristian Pizzo (de origen conservador) , exgerente de empresas públicas en la administración de Pedro Martín Silva. Jorge Iván Coconubo, repitente en su aspiración a la alcaldía y perdedor en la pasada campaña al Congreso (el hombre es de coco-duro). Y el exconcejal Yíder Luna, muy activo en las redes sociales, al punto de promocionar la entrega de un paquete de chitos en los barrios pobres de Pitalito.

Otro asunto: Hernán Andrade no aspira a la gobernación. Su decisión es liderar la mejor campaña electoral de su partido, que hoy preside, tras derrotar a quienes pretendían derrocarlo.

El cuento de que lo iban a nombrar ministro se evaporó por completo. Andrade, la figura política huilense más reconocida en el país, tiene claros los riesgos. Plazas Alcid y Jaime Losada fueron derrotados por el candidato más gris de ese momento, Juan de Jesús Cárdenas.

Pin It