¿Ernesto Macías cobra por los puestos que consigue?

La Corte Suprema de Justicia inició averiguaciones por denuncias sobre supuestos cobros que estaría haciendo el senador Ernesto Macías a quienes nombra en el Huila o en el alto gobierno.

Me llamaron formalmente a preguntar sobre el tema y dije que no tengo evidencias ni sospechas en particular, pero es cierto que Macías se ha convertido en el lobo feroz para sus propios paisanos.

Para nadie es desconocido el acoso que ejerce sobre el gerente de la Electrificadora del Huila, Hernando Ruiz, a quien alardea de sacar en poco tiempo para imponer a alguno de sus amigos.

Ya hizo nombrar al Superintendente de Notariado e impuso en la Contraloría General a su antigua abogada y gerente de su empresa de asesorías. Ya el presidente Duque nombró como su delegado en la Cámara de Comercio a quien fuera su gerente de campaña y patrocinador, Eugenio Silva.

Macías ha presionado el nombramiento de varias de sus fichas en distintas entidades, pavoneándose de su cercanía con el presidente Duque. Y ciertamente no tiene que proclamarlo. Uribe creó el esperpento político y Duque lo está convirtiendo en monstruo.

Cuando Duque pasó a segunda vuelta, el país lo daba por ganador. Sabiéndolo, Macías enfiló baterías para tumbar al gerente de Electrohuila por supuestos hechos de corrupción (una manera de allanar el camino).

No contento con las respuestas de fondo a sus largos cuestionarios, ahondó en otros asuntos más subjetivos: “clientes, responsabilidad social y ambiental, procesos”. (oficio fechado el 9 de mayo de 2018).

Elegido el presidente Duque y con la Cruz de Boyacá en el pecho, Macías desató el ataque. Cartas públicas e intrigas personales (es el mundo de la política) a los ministros de hacienda y minas, al Contralor general, quien ordenó una visita especial, equivalente a una “toma del CTI”.

Como no ha logrado tumbar al gerente, Macías acaba de regañar y amenazar a la Ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez Londoño, en una carta-documento que lo desnuda:

-“…No quiero pensar que en estas actuaciones se antepongan intereses políticos que protejan conductas presuntamente irregulares”.

-“…Lamento profundamente que nuestro esfuerzo por combatir la corrupción, sea mal entendido y atendido por su Ministerio de manera ineficaz y con evasivas”.

Mientras responde la ministra y la Corte investiga sobre las andanzas del presidente del Senado, yo me retiro a seguir leyendo “El abuso del poder”, crónica de saca-dineros, politicones y otros fantoches de lo inmoral”, un texto del español Josep María Loperena que recomiendo.

Pin It