-AL AIRE-

El diputado Oscar Urueña, de “caribonito” a exitoso político

El diputado Oscar Orueña, de “caribonito” a exitoso político

En su opinión, el alcalde de Neiva está mejorando y el gobernador empeorando.

Tiene 29 años. A los 21 fue concejal de Neiva y a los 26 diputado del Huila. Vive con sus padres y no se va porque siempre tiene deudas o compromisos que le hacen postergar la partida. Quiere ser gobernador, congresista, Presidente de la República. Tiene una novia hace seis años y están buscando un hijo. Cada junio le dice que se casan “el próximo año”.

La palabra liderazgo la tiene metida en el alma desde cuando estudiaba en el colegio Salesiano cuando perdió una pequeña batalla porque su contrincante tenía barba. Eso pensó aunque nunca logró una barba poblada y compensó con el cabello largo. Le hacía parecer mayor.

La tía Elisa y momentos peliagudos

La tía Elisa y momentos peliagudos

La tía Elisa me dice que contra viento y marea ella preserva la calma, por encima de la situación política tan complicada que desató la Corte, que llamó a Uribe a indagatoria.

-Yo no soy Pedro Martín, el exalcalde de Pitalito, todos los días emberracado, porque no le rinden pleitesía, como la exigió durante su mandato, explica con su sonrisa perversa.

Fernando Solano, un hombre universal

Heredó las tierras que conserva, pero optó por ser aquitecto de interiores.

La presencia de Fernando Solano Ferro en el Huila es un privilegio. Es el opita más universal de estos tiempos. No sólo viaja por el mundo (todos los meses) sino que habla inglés, frances e italiano. Es un ser humano desprevenido, inteligente, servicial y creativo.

Orlando Mosquera, cuando la memoria supera la tecnología

He compartido (es un privilegio) con dos colombianos que disfrutan de una memoria monumental, descomunal, y son generosos, alegres, simpáticos. También he visto a muchos truhanes e ignorantes que actúan envalentonados y atropellan con su vulgaridad, abusando del más pequeño poder. Sobre esas mentes baldías a veces escribo los jueves, no hoy.

La venganza de Lara sería dejarnos a Cielo Ortiz

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Hay tantos candidatos a gobernar Neiva como una manifestación de apoyo al alcalde Lara Sánchez, es decir, una veintena de personas.

Es como si se dieran cita un grupo de pescadores, en vísperas de una subienda del Magdalena. O, más parecido al caso, muchos sujetos atraídos por el rumor de una mina por explotar, en la que sólo estaba Gorky Muñoz, con una ventaja considerable.