-AL AIRE-

Tan lindos el contralor y la gerente

Cada grabación, cada revelación que surge de las primeras audiencias contra los concejales, la Personera, el Contralor y otros personajes involucrados en la compra de votos y de conciencias para la elección de esos cargos en Neiva, cada episodio termina siendo más grave que el anterior. Y más revelador de la podredumbre, de la cloaca en que se convirtió el trabajo de unos servidores públicos a quienes elegimos o nombramos para eso, para servir al público, y no para servir a sus bolsillos ni para servir a sus intereses particulares.

Y eso que apenas estamos en el prólogo, apenas en el comienzo de este proceso penal, por ahora contra 15 personas. Lo que ha revelado la Fiscalía es una mínima porción de la multitud de llamadas y de datos que acopió en su investigación para encontrar cómo, los concejales cobraron por votar para elegir a una Personera y un Contralor municipales. Recordemos que estamos apenas en la definición de si se impone o no la medida de aseguramiento, en la cárcel o en su casa, a los implicados, luego vendrá la parte gruesa, el fondo de todo esto, que será el juicio penal donde tanto la Fiscalía como la defensa expondrán públicamente todas las evidencias, todas las grabaciones, todas las llamadas y todos los datos que nos dirán hasta qué punto llegó este episodio del más alto nivel de corrupción.

Se ha conocido ahora cómo fue que el cargo más importante del gobierno de Neiva después del Alcalde, la gerencia de las Empresas Públicas, tenía una estrecha relación con el Contralor Hildebrán Perdomo, el mismo que compró su cargo y ayudó a vender y a comprar la Personería. Tan estrecha que el Contralor, es decir el encargado de vigilar, investigar y sancionar fiscalmente a los funcionarios del Municipio, ese Contralor tenía tal grado de confianza que llamaba a sus vigilados a advertirles de sus investigaciones, a darles instrucciones de cómo defenderse y, por supuesto, a anunciarles que nada les iba a pasar si eran “organizaditos”. Y así llamó a la entonces gerente de Empresas Públicas, Cielo Ortiz Serrato, la que ahora anda de candidata a la Alcaldía, a decirle que pilas, que le va a llegar una denuncia por los gastos para el cambio de imagen de la empresa. Y que tenga todo organizadito “para que después no tengas ningún problema”. Y ella, claro, “está todo super organizadito”. Y para cerrar con broche de oro la conversación le da las gracias y le dice “tan lindo”.

Pues esta conversación es una gravísima evidencia de varios delitos. Tráfico de influencias, prevaricato, utilización de asunto sometido a secreto o reserva y utilización indebida de información oficial privilegiada. Por ahora esos no más.
Recordemos que el cambio de imagen de Empresas Públicas de Neiva para convertirse en Las Ceibas, hecho a comienzos del gobierno del alcalde Rodrigo Lara Sánchez, estuvo plagado de irregularidades con contratos firmados a última hora cuando ya las piezas gráficas existían, lo que se llama en administración pública hechos cumplidos, además de un evento de lanzamiento a un costo altísimo. Pues hasta ahora ni la Contraloría, por supuesto que el lindo Hildebrán no iba hacer nada contra la linda gerente Cielo Ortiz, ni la Personería comprada, por supuesto, ni tampoco la Fiscalía ha actuado.

Doña Cielo Ortiz, hoy en campaña para Alcaldesa, no tiene otro camino que dar un paso al costado y prepararse para un proceso penal. El contralor, que ya renunció y está detenido, tendrá que afrontar este nuevo caso en su contra. Y el alcalde Lara Sánchez decirnos si fue solo la gerente de Empresas Públicas – con o sin su conocimiento - o cuáles otras entidades y funcionarios recibían estos favorcitos organizaditos del Contralor y de la Personera. Como diría doña Cielo Ortiz, están quedando todos muy lindos.

Pin It