El alcalde de Gigante, casi ciego y a punto de renunciar

Momentos dramáticos ha vivido el mandatario con su salud durante el 2018, que lo han llevado a plantearse dejar el cargo.

La labor Josué Manrique en la capital cacaotera del Huila ha sido digna de reconocimiento nacional, pero su camino no ha sido fácil y ha estado marcado por múltiples dificultades personales. Hace algunos meses durante un chequeo el médico le comunicó que había perdido el 95% del sentido de la vista, una difícil situación que lo puso a prueba en el desempeño de sus funciones públicas.

Las ganas de continuar trabajando por su municipio lo llevaron a tratar de afrontar la enfermedad de la mejor manera, realizarse un tratamiento y adquirir unas gafas que lo ayudan a desarrollar sus funciones de una manera normal. Sus quebrantos de salud no han sido un impedimento para que el mandatario se esfuerce para hacer de Gigante un mejor lugar para sus habitantes.

En 2018 el alcalde fue galardonado en el Congreso de la República con la Orden Carlos Lemos Simmonds en la categoría de Gran Cruz Extraordinaria otorgada por la Sociedad Colombiana de Prensa y la Embajada de Alemania, reconocimiento a los resultados positivos que ha tenido durante su periodo de gobierno, y su labor social. El mandatario hace un balance de los avances que ha tenido Gigante durante su administración y cómo se encuentra el municipio actualmente.

Pin It