“Los colombianos somos demasiado carceleros”: Ministro de Justicia

Perfil de Jorge Londoño Ulloa y respuestas que lo definen

Quienes lo conocen de vieja data dicen de él que es un hombre químicamente bueno, ponderado pero firme en sus posiciones. Ni ruidoso ni ruinoso, le agrego yo, disciplinado y paciente.

 

El nombramiento de ministro fue una sorpresa. Londoño ya se sentía retirado de la vida pública. Estaba en un entorno de confort que transcurría entre la academia, los libros, congresos y la vida simple y sencilla, algo que ya empieza a extrañar en estos pocos días en el alto cargo. Y en una ciudad tranquila y apacible como Tunja en donde como lo decía el cronista Juan de Castellanos: " tierra fértil, tierra buena, tierra que hace olvidar las penas".

 

Enamorado de su esposa, Gladys Constanza Medina Brando, “la muñeca”, como él la rebautizó y dieron en llamarla todos en familia, empezando por sus dos hijos. El abuelo materno de Gladys era Italiano, de Maratea, emigró después de la Segunda Guerra Mundial y llegó a Tunja, en una historia de lucha, trabajo y amor, como de novela.

“Las críticas ácidas tienen más parlante”: Clara López

¿Qué resonde Clara López a las críticas que se ha formulado, desde el interior de su partido, al ministerio (de trabajo) que asumirá en los próximos días?. Esta es su respuesta para Kienyke:

-Tengo críticas pero también apoyos, lo que pasa es que las criticas ácidas, que son la minoría, tienen más parlante que los apoyos que son la mayoría. Es un tema controversial y esta controversia la hemos tenido con el senador Robledo, desde cuando en la segunda vuelta presidencial me aparté de su criterio y haciendo uso de la libertad de conciencia que reconoce nuestro partido, opté por invitar a votar por el presidente Santos para defender el proceso de paz, lo que se ha hecho exitosamente.

Ahora a pocas semanas de que se culmine ese proceso y cuando ya se está iniciando el proceso con el ELN ha llgado el momento para unir a todos los sectores políticos de Colombia para generar una dinámica nueva, distinta, orientada a la construcción conjunta de este nuevo país que nos corresponde en el postconflicto. Es una gran oportunidad poder estar en el gabinete para participar en la construcción de la arquitectura de la paz.

Una cosa es la paz y otra la situación del país. ¿Qué piensa de que el Polo siga en la oposición?

“Venezuela tiene la culpa del hambre y muerte en La Guajira”: Presidente de la Cámara

Alfredo De Luque es presidente de la Cámara de Representantes y guajiro. Por eso se le mira y se le pregunta cuando se habla de los niños muertos por desnutrición y la enorme pobreza de su departamento.

 

De Luque defiende tácitamente a la clase política y tiene una explicación singular que desconcierta: “Venezuela tiene la culpa”.

 

-Si, la verdad es esa. Los indígenas se proveían de Venezuela y trabajaban allá. Muchos camiones los transportaban desde la Guajira.

 

Hoy en día esos camiones están guardados. Al cerrar la frontera Venezuela y quedarse sin abastecimiento de alimentos… los indígenas y los guajiros se han visto muy afectados.

“No todo lo que suena es vallenato” Rodolfo Molina, presidente del Festival Vallenato

Aquí en Valledupar todos comentan la rechifla a Santos en el lanzamiento de la versión 49 del festival, aunque no era Santos en persona sino un video que envió para la apertura. Las autoridades del certamen folclórico exaltaron a los hermanos Poncho y Emilianito Zuleta, en cuyo honor tiene desarrollo este año el festival.

Rodolfo Molina, el hijo de la Cacica Consuelo Araújo, alma y fundadora de estas fiestas, asesinada vilmente en un secuestro, omite referirse a la rechifla y prefiere comentar únicamente sobre vallenato.

Una de sus grandes preocupaciones, la que tiene la Fundación del Festival, es que “no todo lo que suena es vallenato, el vallenato nace del alma, no todo lo que estamos escuchando es vallenato y le pedimos a las disqueras que nos permitan ser estrictos con las condiciones del vallenato”. Por eso no todo el mundo puede ser rey vallenato –dice Molina- si no se adapta estrictamente a lo que realmente es el vallenato.

- Me gusta esta discusión y quiero que la gente lo conozca porque ahora con la declaratoria de la UNESCO debemos ser mas estrictos, el vallenato clásico es lleno de poesía, es lo que transmite el campesino, analfabeta, empírico, y como dice Daniel Samper hay que ponerle alma, amor.

¿USTED NO SABE QUIEN SOY YO?

-Pues si no sabe yo lo entiendo, yo tampoco se quien soy. Trataré de encontrarme.

Nacida en Chía un 24 de abril del año… dejemos así, criada en Cajicá, desde muy pequeña mi madre nos enseñó a vivir de algo, a los 7 años pintaba materas y las vendía en el antejardín de la casa. Parece que el negocio no me dio mucho porque mis padres decidieron traerme a vivir a Bogotá y fue aquí donde estudié la primaria, me gradué de bachillerato comercial en el glorioso colegio Menorah, al que debo mucho, la disciplina, la constancia, el empuje y la resolución de problemas, allí siempre nos dijeron que somos únicas. Eso soy: única, medio loca, creativa, malgeniada, estricta, en pocas palabras rara.

En qué cree?

En Dios por sobre todas las cosas

 

De qué vive?

 

De la lengua, del talento de imitar voces, del arte, de cantar, de la creatividad, de tomar la realidad y convertirla en humor, de criticar al mundo, de improvisar.

Con quién vive?

Con mis hijos que son la luz de mis ojos. Vannesa de 19 años que ya persigue sueños detrás de una cámara o un micrófono y José que es mi pequeño tesoro, con 10 años ya sabe lo que quiere de la vida: ser feliz y sólo eso.

Cómo empezó todo en los medios?

Hum. Estudiaba yo en el CST Colegio superior de telecomunicaciones y mi voz gustaba, grabé mi primera cuña para Avianca y me enviaron a hacer una especie de pasantías a la cadena Super de Colombia, allí yo daba la hora y esperaba afuera de la cabina una oportunidad mientras echaba chistes o imitaba a los locutores, presentadores, cantantes, etc.

Una vez me vieron en esas y me dejaron participar en un programa que hacía Incolbestos, despúes en otro que se llamaba Taximanía Hiunday y así fue como comencé. Después fui a televisión con TV cine en “La hora sabrosa” al lado de grandes como la gorda Fabiola, Polilla que apenas comenzaba, Alerta, Hugo Patiño, uff eran los monstruos y yo apenas tenía una línea de parlamento o peor aun sólo debía asomarme por una ventana y hacer caritas jaja, lo recuerdo como si fuera ayer.

Luego vino mi oportunidad de oro, presenté un casting para La Zaranda de RCN y allí me quedé por varios años haciendo voces y aprendiendo del mejor libretista de humor: César Betancur “Pucheros”. Mis primeros pinos, mis primeros viajes, mis primeros osos, mis primeros todos, esa fue mi gran escuela, tuve la oportunidad de crecer junto a grandes del humor como Saulo García, Tola y Matuja, Luz Amparo y Vargas Vil.

Una gran vergüenza?

 

Ufff son muchas, no me alcanzaría el tiempo, recuerdo que cuando viajamos y desayunábamos en el hotel, los compañeros muy humoristas ellos, nos echaban al bolso los cubiertos y después le avisaban a los celadores, claro me paraban en la puerta y yo con la cartera llena de cubiertos, o pasaba por las màquinas del aeropuerto y eso empezaba a pitarme todo, noooo!

Otra vez se abrieron las cortinas en plena gira en teatro y me habían escondido una bota, me tocó salir con una sola bota al escenario y guardar el otro pie bajo el mantel de la mesa todo el tiempo.

Estudios?

Uff mas preparada que un kumis

Locutora y productora de radio y tv del CST Colegio Superior de Telecomunicaciones

Estudié comunicación social en la Universidad Central, actuación en la academia de Alfonso Ortiz, Taller de comedia con Andrés López, taller de doblaje con Talento Colombia, taller de doblaje con VC medios, Gestión Empresarial en el SENA.Y Kinder lo pasé raspando…

¿Y del amor?

Paso… creo que soy la media naranja de alguien que tiene gastritis!

 

 

Lo más duro de su vida?

 

El nacimiento de mi segundo hijo y su enfermedad renal, fueron tres años muy duros, viviendo prácticamente en un hospital y viendo a mi hijo luchar por su vida sin poder hacer mas que estar junto a su cama las 24 horas del dia.

Gracias a Dios él ha salido adelante pero continúa mi lucha con el sistema de salud, que tampoco tiene ni idea de quién soy yo. Años después de salir de ese abismo profundo pude ver de nuevo la luz y regresé a trabajar al lado de un gran jefe y amigo: Guillermo Díaz Salamanca, quien creyó en mi después de años de inactividad, a pesar de pasar por un duro momento en su vida.

Guillermo inició un nuevo proyecto llamado La Escalera y yo me subí allí, al lado de Edgar Artunduaga, Lucía Esparza, Ivan Marín, Carlos Vargas…bueno como diría Polo Montañez: un montón de estrellas. Allí recuperé la confianza en mi, en mi profesión y en la vida.

 

Subcategorías

Subcategorías